viernes, 31 de julio de 2015

Azúcar vainillado casero

El azúcar vainillado casero, es un buen remedio para no gastar dinero y más siendo que en muchos colmados o supermercados pequeños suele costar encontrarlo. De hecho muchos de vosotros en más de una ocasión me habéis dejado comentarios, diciendo que os costaba encontrarlo, así que el post de hoy os va a venir súper bien, para hacer el vuestro en casa y tenerlo siempre a mano.

Si te gusta tener a siempre a mano azúcar diferente, no te pierdas el azúcar de colores que nos hacemos en casa, para endulzar nuestros cafés y tés y de paso sorprender a nuestros invitados.

Azúcar vainillado casero

Venga vamos a ver, cómo hacer azúcar vainillado casero...

Ingredientes:


  • Un envase hermético
  • 900 grs de azúcar blanco
  • 3 vainas de vainilla
Cómo hacer azúcar vainillado

Preparación:


Para preparar azúcar vainillada en casa, lo único que tenemos que hacer es poner en azúcar blanco, dentro de un envase hermético que podamos cerrar bien, sin problemas. Ahora cortamos en trozos las vainas de vainilla y las ponemos dentro del envase. Cerramos el envase y agitamos con fuerza, para que las vainas se mezclen bien con el azúcar.

Esta mezcla la tenemos que dejar reposar durante aproximadamente dos semanas. A las dos semanas los aromas estarán bien mezclados y podremos disfrutar de nuestro azúcar vainillado con un café, con un té o en cualquier receta que lo requiera como nuestra crema pastelera, nuestro bizcosandwich o bien de esta estupenda banda de frutas.

Si quieres preparar menos cantidad de este azúcar, sólo tienes que reducir las cantidades de todo y listo, aunque te aseguro que en cuanto te acostumbres a utilizar este azúcar, ya no querrás tomar otro.

Un truco: si quieres que tu azúcar vainillado quede más fino, como el comprado, antes de mezclarlo con la vainilla, tritura el azúcar en la thermomix o bien en un molinillo de café. Después mezcla con la vainilla y listo.

Espero que te haya gustado nuestra idea de hoy y si tienes cualquier duda o sugerencia, ya sabes, déjame un comentario y te responderé lo antes posible.

Un beso y hasta nuestro nuevo post.

10 comentarios:

  1. Estupendo consejo para la cocina! Gracias por compartir

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, me alegra que te haya venido bien el consejo y que lo puedas llevar a la práctica. Espero que me digas si te ha gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. En casa el azúcar...se usa poco, pero solo imaginarme el aroma me provoca. Me la imagino en un té o un café y suena tentadora. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, si lo pruebas ya verás que está buenísimo este azúcar en cualquier plato en el que lo utilices. Ya me contarás si te ha gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. No suelo usar mucho el azucar pero la verdad es que tiene que tener un gusto genial, así que no descarto hacer un poquito para algunas ocasiones puntuales!!! Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo pruebas ya verás que te gustará y lo harás en más de una ocasión. Ya me contarás.
      Un beso

      Eliminar
  4. Hola!, me encanta la idea, porque muchas veces he comprado suelto y desde luego que hecho así tiene que quedar mucho mejor, ya siento su aroma, gracias!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, la verdad es que lo tienes hecho en un momento y no tiene nada que envidiar al comprado.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Para postres es ideal ésta receta! Además el botecito es caro y pequeño! La pondré en práctica, seguro. Gracias x compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica, la verdad es que esta receta va súper bien tenerla a mano. Yo desde que probé el azúcar vainillado hecho en casa, ya no lo he vuelto a comprar.
      Un abrazo

      Eliminar