sábado, 10 de noviembre de 2012

Jugando con Plastilina comestible

El otro día decidimos probar, por fin, la plastilina comestible Yummy Dough que puedes adquirir en cualquier tienda Imaginarium. Se trata de una curiosa plastilina comestible que es ideal para decorar pasteles, bizcochos o cualquier receta de reposteria. Le da un toque de fantasía y desenfado a nuestros postres que será muy apreciado no únicamente por los niños si no también en fiestas de adultos, por ejemplo, decorando el pastel del homenajeado con una representación de su objeto favorito o incluso en celebraciones de despedida de soltero (ya me entendéis (^__^) ).

La forma de preparación es muy sencilla siguiendo las instrucciones del bote . La pasta resultante resulta muy dúctil para modelar con los dedos y con la ayuda de palillos o de la pequeña espátula que viene incluida.

Cada bote incluye cuatro bolsas con colores diferentes. El resultado es totalmente comestible, tiene un agradable sabor de galleta avainillada.

Preparación:

  • Se vierte el contenido de la bolsa en una tazón grande. Los polvos son blancos, no se ve el color que contienen hasta que no se vierte el agua.

  • Con la ayuda de la jeringa de dosificación que se incluye se vierte exactamente 15 ml de agua (no te pases o la masa será inmoldeable)
  • Se mezcla el polvo y el agua con una cuchara sopera, primero removiendo y luego chafando hasta que obtenemos una masa consistente.

  • Se acaba de compactar cogiendo cogiendo el bloque de pasta y amasando una enorme bola con las manos hasta que obtenemos una superficie lisa y suave.

  • Repetimos la operación con cada bolsa de color.
  • Una vez compactadas todas las masas ya podemos liberar nuestra imaginación y poner a prueba nuestra creatividad haciendo todo tipo de figuras ingeniosas. Mi consejo es que es mejor que evitéis en la medida de lo posible figuras que contengan mucha cantidad de masa maciza ya que luego no acaba de hacerse toda en el horno y por tanto no tiene una textura agradable a la hora de comérsela.
  • Una vez están modeladas las figuras las introducimos en el horno entre 15 y 20 minutos a 180 º dependiendo de la cantidad de masa de las figuras


Y ya está. Tenemos nuestras figuritas listas para decorar nuestros bizcochos y pasteles favoritos.

Aquí os pongo una pequeña selección de las que hice.

Pececillo

Baguette de jamón

Taco mexicano



11 comentarios:

  1. Oye que curioso! no tenia ni idea que vendian eso en Imaginarium... esta todo inventado!
    Saludos, sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego o esta todo inventado o casi. Yo me sorprendo mucho cuando veo cosas como estas en las tiendas.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No es apta ya que lleva harina de trigo.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Marta
    No tenía idea que existía esa plasticina. Comestible. Yo todos los años para Navidad hacemos figuritas de mazapán pero es una joda terrible. Tu me has dado una buena idea. Ahora lo bueno será donde la encuentro por estos lados!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo ni idea de donde lo puedes encontrar si no es en Imaginarium. Pero supongo que igual se comercializa en cualquier otra marca, falta por descubrir cual.

      Un saludo guapa.

      Eliminar
  4. Ooooooooooooooooye!!! qué guay!!! me gusta, me gusta! y esto lo venden en Imaginarium? uala! cuando pase por uno entro a chafardear!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo venden en Imaginarium, yo lo descubrí por casualidad y lo cierto es que es muy fácil de modelar, siempre va bien tenerlo en casa para decorar cualquier bizcocho.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Ostras!!!
    No lo conocíamos, y nos ha parecido una idea muy buena!
    Se nota que tienes experiencia en las figuritas, buen trabajo!
    Felicidades!

    Petons!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo conocía hasta que por casualidad un día lo vi y pensé, me lo llevo y lo pruebo. Me alegro que te haya gustado.

      Petons.

      Eliminar